¿Cuál es el objetivo de la moda sostenible?

La moda sostenible es un movimiento en tendencia que persigue una mayor sostenibilidad por parte de la industria textil, considerando el impacto ambiental y social que genera con su actividad.

La industria de la moda es el segundo sector más contaminante a nivel mundial, después del petróleo. La ONU lo sabe y cada vez presta más atención a la moda ecológica en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pero ¿qué es la moda sostenible y cuáles son sus objetivos exactamente? 

Slow fashion o moda sostenible: ¿qué es?

También conocida como slow fashion, esta filosofía nace en contraposición al fast fashion: la fabricación masiva de ropa dependiente de temporadas y modas pasajeras, que deriva en una renovación constante de las prendas, en su mayoría de poca calidad y que son desechadas demasiado pronto.

Fabricar esta ropa implica un gasto enorme de recursos tan importantes como el agua, un aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera y, además, la utilización de productos químicos perjudiciales tanto para el medio como para el ser humano y otros animales. Asimismo, la venta online ha impulsado las emisiones debido al transporte dedicado a la distribución de la ropa.

La moda sostenible reinventa el sector textil y, por regla general:

  • Fabrica prendas de mayor calidad y duraderas en el tiempo para evitar el desperdicio inminente que produce la ropa low cost
  • Utiliza materiales naturales u orgánicos para reducir la huella de carbono (materias primas cultivadas con la agricultura ecológica).
  • Minimiza el impacto en el medio ambiente durante todo su proceso de producción.
  • Fabrica prendas con materiales reciclados y se apoya en la Economía Circular.  
  • Es socialmente responsable, abogando por condiciones laborales justas e igualdad de género. 
  • Reduce la contaminación y hace una correcta gestión de sus residuos. 
  • La moda ecológica impulsa los negocios locales o es km 0.
  • La moda sostenible defiende el bienestar animal o es cruelty free.
  • El uso de ropa sostenible es beneficioso para la salud y la piel al no contener sustancias químicas.

¿Por qué es importante la moda ética?

El objetivo de la moda sostenible persigue, por tanto, la reducción del impacto negativo de la producción textil sobre el medio natural, el beneficio de la sociedad y los trabajadores, implementando acciones previas para lograrlo en la medida de lo posible, y tratando de reducir el consumo masivo de prendas de vestir.

La expansión de la moda ética en la industria de tejidos y la concienciación por parte de la población en el uso de prendas sostenibles es clave para evitar el agotamiento de los recursos naturales del planeta y frenar la contaminación. 

La moda ecofriendly evita el proceso de teñido y el uso de productos químicos tóxicos en la elaboración de las prendas, una acción altamente perjudicial para el entorno, pero también para el ser humano, ya que estas sustancias nocivas llegan al agua que utilizamos.

Los tintes son los responsables de “aproximadamente el 20% de la contaminación mundial de agua potable”, según el Parlamento Europeo. La moda ecológica se decanta, además, por el reciclaje de las materias primas para su reutilización con el objetivo de reducir el desperdicio.

“Solo para fabricar unos pantalones vaqueros son necesarios 3 000 litros de agua”

Objetivos de la moda sostenible

Los objetivos planteados por la moda sostenible dan respuesta a un grave problema mundial. Y es que para la fabricación de ropa low cost se utilizan excesivas cantidades de productos químicos, se desperdician litros de agua y se emiten toneladas de gases durante el proceso de elaboración.

Por ello, la Alianza de las Naciones Unidas para la Moda se crea como plataforma y diálogo para apoyar la coordinación entre los organismos de la ONU que trabajan en moda y fomentar proyectos y políticas que garanticen que la cadena de valor de la industria textil contribuya a alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Las medidas para una industria textil sostenible abarcan desde la producción de materias primas hasta su distribución, se centra en temas como la promoción de la Moda Azul (que utiliza materiales marinos sostenibles y protege las tierras cultivables) y presiona a los gobiernos para que promuevan prácticas de producción sostenible. La moda sostenible ayuda a cumplir varios de los ODS:

  • Implementar condiciones de trabajo dignas y remuneraciones justas.
  • Reducir los desechos contaminantes generados por el sector.
  • Rebajar la contaminación del agua.
  • Reducir las emisiones de gases efecto invernadero.
  • Minimizar el gasto energético.
  • Fomentar la producción y consumo responsables.

Desafíos del sector de la moda sostenible

Aunque la tendencia de la moda ecológica ya está presente en muchas empresas, no siempre resulta fácil instaurar este sistema en las organizaciones ni tampoco en los consumidores. Algunos de los desafíos a los que aún se enfrenta la producción de ropa sostenible son:

  • Confusión o desconocimiento de la manera en la que aplicar medidas sostenibles en la práctica. Por ejemplo, aunque fabricar ropa local o de km 0 es una estrategia de la moda sostenible, ocasionalmente podría contaminar más la fabricación local que la de un país extranjero, en el caso de que este último tenga una tecnología más avanzada. 
  • Debate en cuanto a la búsqueda de un equilibrio entre materias primas menos contaminantes y rentabilidad económica para la empresa. El reciclaje y la reutilización de textiles está siendo la mejor opción actualmente. Igualmente, una nueva tecnología llamada AirDye que elimina toda el agua del proceso de teñido y estampado está siendo una alternativa.
  • Aceptación y conformismo del consumidor por los precios, diseños y ropa de temporada impuesta por marcas low cost, sin considerar la posibilidad de adquirir prendas de mayor calidad que duren por años.
  • Cambios constantes en las tendencias de moda que lleva a una producción en masa y a un consumo de prendas de vestir de baja calidad de usar y tirar.
  • Costes más elevados en la producción de ropa orgánica por el uso de materiales naturales y técnicas más costosas (como el algodón orgánico).

Precios más altos para el consumidor final, el cual tiene el coste de la prenda como principal motivación y, en la mayoría de los casos, se decanta por las marcas low cost. Este gasto se compensa por una mayor durabilidad de las prendas.

Share with

Deja una respuesta

11 + 10 =

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.